¿QUÉ ES EL CÁNCER DE MAMA?

¿Cómo Se Diagnostica el Cáncer de Mama?

Puede sospecharse de la aparición de cáncer de mama en diferentes circunstancias. Las circunstancias principales son una mamografía de tamizaje con resultado positivo, el descubrimiento por palpación de una masa en la mama, cualquier modificación observada en la piel de la mama, por la paciente o por el médico, o la secreción de líquido por el pezón.

Los médicos suelen utilizar pruebas adicionales para detectar o diagnosticar el cáncer de mama. Quizás remitan a las mujeres a un especialista en mamas o a un cirujano. Esto no significa que ellas tengan cáncer ni que necesiten una cirugía. Estos médicos son expertos en el diagnóstico de problemas mamarios.

EL DIAGNÓSTICO DEL CÁNCER DE MAMA SE BASA EN LOS SIGUIENTES TRES EXÁMENES.

 

Examen clínico: Incluye la palpación de las mamas y ganglios axilares.

Examen radiológico: Esto incluye la realización de mamografía y ecografía de las mamas y ganglios linfáticos contiguos.

Examen histopatológico: Es la exploración en el  laboratorio del tejido de la mama, proceso que se denomina biopsia. Este examen de laboratorio confirmará el diagnóstico de cáncer de mama y dará más información sobre las características del cáncer. La biopsia la realiza manualmente el médico con una aguja específica para diagnóstico de cáncer a la que se denomina biopsia core. Una vez que la aguja es introducida en el tumor, se toma varias muestras. Más tarde se efectuará un segundo examen histopatológico al examinar el tumor y los ganglios linfáticos extirpados por cirugía

EXÁMENES

¿QUE ES UNA MAMOGRAFÍA?

La mamografía es la mejor herramienta que tienen los médicos para detectar el cáncer de mama en mujeres sanas, ya que se ha demostrado que reduce la mortalidad por cáncer de mama. Como cualquier examen médico, la mamografía implica riesgos, como las pruebas adicionales y la ansiedad en el caso de que la prueba muestre erróneamente un posible tumor; esto se denomina un falso positivo. En el 10 % al 15 % de los casos, la mamografía no detecta un cáncer existente, lo cual se llama falso negativo. La mamografía digital puede detectar mejor el cáncer, particularmente en mujeres con mamas densas. Un tipo nuevo de mamografía, llamada tomosíntesis o mamografía 3D, en combinación con las mamografías estándares, puede mejorar la capacidad de detectar cánceres pequeños y reducir la necesidad de repetir las pruebas debido a los falsos positivos.